¿POR QUÉ PARTICIPAR EN CONGRESOS DE GESTIÓN DE PROYECTOS?

 

participacion en congresos

Por: Ing. Jeancarlo Durán Maica

El mundo globalizado en el que vivimos nos exige cada vez mayores competencias profesionales. Las técnicas evolucionan, los conocimientos aumentan, la tecnología cambia a cada instante y, para aquellos profesionales que dejaron las aulas ya bastante tiempo atrás, seguir el ritmo de estos cambios genera una sinergia perfecta entre experiencia e innovación.

La actualización profesional es, hoy en día, más que una buena práctica, una necesidad para los que buscamos marcar la diferencia en el mercado laboral.  La información nunca estuvo tan al alcance de las personas como lo está ahora.  El uso de la internet, libros virtuales, podcasts, así como la participación en foros, webinars y comunidades expertas en redes sociales profesionales permiten una verdadera ola de conocimientos viajando de un hemisferio del mundo a otro, en cuestión de minutos.

Pero así como esta ola representa una verdadera oportunidad de conocimiento vivo, puede también convertirse en un tsunami de confusión que podría terminar por estrellarnos en nuestra vida profesional.

El mundo de gestión de proyectos no es ajeno a este tsunami de cambios y nuevas tendencias.  Filosofías de gestión, estándares internacionales y diferentes prácticas se vienen desarrollando alrededor del mundo respecto de la gestión de proyectos; y no es difícil perderse en este camino.  PMI, AACE International, IPMA, SCRUM, PRINCE2, ISO 21500, Lean Construction, Lean Six Sigma, CPM, GPM, Cadena Crítica y podríamos continuar nombrando largamente nuevas vertientes en la dirección de proyectos.

¿Cómo enfrentar este cambio vertiginoso de la información y de prácticas en gestión de proyectos?

En mi experiencia personal, debo decir que asistir presencialmente a congresos y seminarios, tanto a nivel nacional como internacional, representan la alternativa más acertada para afrontar este desafío.  Sabemos que la información que se encuentra en internet es abrumadora, desordenada y no necesariamente verdadera en muchos de los casos.  Los congresos, en cambio, congregan a los expertos de una materia y representan la oportunidad ideal de entender los conceptos, pros y contras de una práctica de gestión.

He pasado los últimos tres años de mi vida profesional asistiendo a unos 15 congresos en Perú y otros países.  Sin duda, esto significa una gran inversión en el presupuesto personal (el costo de la mayoría de ellos ha sido asumido con mis propios recursos y sólo los menos auspiciados fueron pagados por mi empleador).

No obstante, bajo un análisis costo/beneficio respecto de mi experiencia en este tema, debo decir que los beneficios exceden en suma a toda inversión.  Atender congresos ha significado para mí una oportunidad no sólo de mayor conocimiento, sino de crecimiento personal y profesional.

En el ámbito de conocimiento, escuchar experiencias en un campo de aplicación de profesionales expertos ayuda sustancialmente a aprender de sus lecciones y potenciar sus buenas prácticas.  El desarrollo de nuevos conceptos de manera simplificada, y más aún, conocer las fuentes oficiales (estándares) ayuda a navegar las olas del tsunami de conocimiento con facilidad.

En cuanto a crecimiento personal —y relacionado a mi labor como docente universitario y orador— existe un interés particular por aprender las técnicas de presentación de los expositores.  Debo decir que es muy gratificante conocer los modelos de comunicación visual empleados y los tipos de ejemplos utilizados, además de su forma de interactuar con el público; y éste es un punto que va más allá del tema técnico que se presenta.

El mayor beneficio de mi participación en estos congresos lo he recibido —sin imaginarlo ni buscarlo— de los contactos hechos durante esos eventos, lo que comúnmente llamamos “networking”; y que me han ayudado enormemente en mi desarrollo profesional.  Tengamos en cuenta que las personas que asisten a congresos tienen los mismos intereses y objetivos que nosotros y esto de por sí ya genera un vínculo potencial con todos.  He sido testigo de la materialización de nuevos negocios, ofertas laborales, solicitud de consultorías e incluso he podido participar en alguna de ellas.  Y esto es sólo pensando en el marcado nacional, imagínense ustedes la oportunidad de estos mismos ejemplos pero en un ambiente internacional, dialogando con un par chileno, brasileño, colombiano, americano o europeo… etc.

El “networking” es una herramienta sumamente poderosa y debe ser practicada y desarrollada en toda oportunidad.  Los Congresos son el mejor espacio para ello.  Siempre recomiendo ir con una estrategia trazada a un congreso específico, ya sea conocer a un expositor en particular por el tema que desarrolla, mejorar las habilidades de hablar en público, encontrar alguna nueva oportunidad laboral al acercarse a un stand o el simple hecho de practicar sus habilidades de networking y conversar con sus pares, por lo que siempre recomiendo portar un buen número de tarjetas de presentación para poder intercambiar.

Terminado el evento, es ahora una obligación añadir a estos colegas a sus redes profesionales, pues uno nunca sabe cuándo una nueva oportunidad se puede originar.

En conclusión, asistir a congresos o seminarios especializados siempre sumará como una experiencia positiva desde cualquiera de las perspectivas anteriormente mencionadas.  Siempre se debe recordar que un congreso es una excelente oportunidad para aprender y encontrar congregados a expertos en la materia, pero también es una oportunidad de potenciar su crecimiento personal y profesional.

Asistir a un congreso con una estrategia definida significará la mejor manera de obtener el mayor beneficio de su inversión y podrá dar como resultado oportunidades que nunca antes hubiera pensado.

Contacto: jeancarlod@gmail.com

Más artículos en: www. metacontrol.com.pe/articles.html

Advertisements

CERTIFICACIONES PARA SCHEDULERS. PSP vs PMI SP

certificacion PSP PMI

Similitudes y diferencias entre estas dos certificaciones

Por: Felix Soto Morales

Tienes ya algún tiempo elaborando cronogramas, descifrando rutas críticas, nivelando recursos, reduciendo holguras excesivas, verificando lógicas, actualizado líneas base, etc.  Si sabes de lo que estoy hablando, es porque ya tienes experiencia, o lo has aprendido leyendo.  ¡¡¡Eres un Scheduler!!!

Hoy en día existen dos certificaciones muy interesantes para schedulers a las que puedes aplicar para homologar tus conocimientos y ser reconocido a nivel mundial por tu habilidad adquirida.  Se trata del PMI-SP otorgado por el Project Management Institute y se refiere al Título de Scheduling Professional.  El otro es el PSP que se refiere a Planning & Scheduling Professional y se obtiene en la Association for the Advancement of Cost Engineering (AACE).

Similitudes

Ambos son otorgados por asociaciones reconocidas a nivel mundial aunque debo decir que el PMI es mucho más conocido.  Sin embargo, el AACE está creciendo de una forma vertiginosa comparable a la expansión que tuvo el PMI entre finales de los 90 y principios de los 2000´s.

Los exámenes para acreditar conocimiento y obtener la certificación deseada son online, en inglés y supervisados, tienen casi el mismo costo y ambos deben ser revalidados cada cierto tiempo.  Para dar ambos exámenes es necesario demostrar experiencia de trabajo en programación de obras (Scheduling).

Diferencias

Las diferencias están basadas en la naturaleza de sus promotoras.  El PMI es una institución que promueve el buen gerenciamiento de proyectos, lo cual involucra a todas las áreas, no solamente scheduling.  El AACE es una asociación que nació con especialización en costos y planificación y ahora se va ampliando.  Es decir, mientras el PMI partió de lo general a lo particular, el AACE lo viene haciendo al revés, faltando terminar su proceso (el 2013 se está consolidando todo el tema de gerenciamiento de riesgos de proyectos).

Así, para aprobar exitosamente el examen para PSP necesitas ser todo un especialista, si sólo has trabajado en el área de planificación, pero no has sido un scheduler dedicado, mejor no pierdas tu dinero.  Basta decir que el 30% del examen consiste en explicar un reporte dado (un caso hipotético que asemeja a la realidad de los proyectos) y redactarlo en inglés.  Además no es opcional, si no redactas, no apruebas.  Por otro lado, las preguntas de respuesta múltiple son bastante agudas.  Pues claro, el AACE es especialista en este tema, tienen que hacer alarde de esto, ¿no?

Por otro lado, el examen PMI-SP es enteramente de preguntas con respuesta múltiple y aunque no seas un scheduler especialista (haciendo carrera de esto) tienes la oportunidad de aprobar.  Eso sí, nada viene fácil en este mundo, debes estudiar.

Punto de Vista

Si tuviera que contratar a un scheduler para un proyecto importante, elegiría un PSP antes que un PMI-SP, dado la experiencia asegurada que viene con el certificado.  Sin embargo, las empresas actualmente reconocen ambos certificados como altamente especializados en programación, así que por cualquiera que decidas será de gran beneficio para tu carrera como Scheduler.

Pasando a un plano más local.  En Latinoamérica, sólo las grandes empresas mineras y constructoras saben de la existencia de estos certificados, para la gran mayoría de empresas sólo existe el certificado PMP (Project Management Professional) otorgado por el PMI.  Pero éste es un certificado más amplio que no garantiza en absoluto la especialización en el área de scheduling.